En Carnaval, Mar del Plata brilla como en temporada


Con un nivel de ocupación hotelera que supera el 80%, ayer la ciudad estuvo a pleno; hasta ocho horas para llegar en automóvil


MAR DEL PLATA.- En algunos balnearios se habían arriesgado a desarmar las primeras líneas de carpas, convencidos de que la temporada se había acabado con las últimas horas de febrero. Error. Los turistas, por decenas de miles, andan otra vez por esta ciudad, decididos a aprovechar el fin de semana largo de carnaval. Aun cuando el costo por afrontar haya sido un tránsito muy denso en las rutas, por momentos tedioso, que demandó hasta casi ocho horas de viaje desde la Capital.

El ingreso vehicular por ruta 2 fue intenso desde anteayer por la tarde y mantuvo el mismo ritmo por lo menos hasta poco después del mediodía de la víspera. Durante la tarde de ayer, la cantidad de arribos todavía era importante. Según confirmaron a LA NACION desde Covisur, empresa concesionaria de la citada autovía, entre las 12 de anteayer y las 12 de la víspera pasaron hacia la costa más de 50.000 vehículos.

En Samborombón, debido a las colas que se formaban, por momentos se levantaron las barreras del peaje y liberaron el paso. En las cabinas de Maipú, paso obligado para aquellos que siguen hacia Mar del Plata o Miramar, pasaron más de 20.000 automovilistas, lo que da un promedio general de 13 vehículos por minuto. Pero en el Destacamento Vial Camet, situado en el acceso a esta ciudad, confirmaron que anteanoche y, durante la mañana de ayer, se dieron picos de hasta 35 autos por minuto. Un movimiento casi equivalente al de los mejores momentos de recambio turístico en plena temporada. Fuentes de Covisur y el gobierno provincial confirmaron que si la situación lo amerita y a efectos de agilizar el tránsito, durante el éxodo del martes también podría haber momentos de peajes liberados.

La incomodidad y el malestar que siempre generan estas rutas congestionadas se acabaron apenas se llegó a destino. Los viajeros se encontraron con un clima excepcional: cielo despejado, temperaturas de hasta 28 grados y los balnearios otra vez con el color del verano. “Es un fin de semana largo nuevo para todos, pero podemos decir que la demanda que tuvimos es comparable al de Semana Santa”, explicó Oscar Gonnet, titular de la principal inmobiliaria en el mercado de alquileres temporarios.

Los departamentos disponibles para esta fecha se ocuparon casi en su totalidad desde el viernes o ayer hasta pasado mañana. En la hotelería, están más que felices. La ocupación promedio supera el 80 por ciento. Encontrar habitaciones libres en establecimientos de cinco estrellas era casi imposible y, al mismo nivel, se aproximaban los de cuatro estrellas. En el resto había que recorrer y cumplir el objetivo de asegurarse alojamiento no presentaba tantas dificultades.
Jornada a pleno sol

“Teníamos pensado aprovechar este fin de semana largo, pero lo decidimos apenas confirmamos que los cuatro días iban a estar como para playa”, contó Fabián Merlo, de La Plata, desde las mismas arenas de Punta Mogotes, donde había pasado sus vacaciones durante la primera quincena de febrero.

Ayer comenzó a comprobar que los pronosticadores no fallaron: el sol acompañó toda la jornada, ideal para ir una y otra vez a zambullirse en las olas. Los turistas sólo se pudieron quejar de una brisa fresca que se hacía sentir más cuando se salía del mar. El resto, por lo menos en materia de tiempo, tuvo, tiene y, al parecer, tendrá un aprobado hasta el cierre del fin de semana.

La gastronomía se preparaba anoche para la primera de dos jornadas que se vivirán a mesa caliente. Las primeras señales aparecieron anteanoche, con los turistas recién llegados que fueron a cenar a los principales restaurantes. “Estamos preparados para algo similar a lo mejor del verano”, dijeron en una marisquería cercana al puerto.

Otro tanto ocurría con los teatros. La mayoría de los principales espectáculos todavía está en cartel, al menos hasta pasado mañana. El buen movimiento turístico invitó a programar dobles funciones para anoche, hoy y mañana. Será una oportunidad para que las compañías y sus productores mejoren la taquilla en una temporada que hasta la fecha los tiene casi un 10% por debajo de los resultados del verano anterior.

Y para los que añoraban el carnaval y quieren reencontrarse con sus corsos, los habrá y muy coloridos por las calles marplatenses. Anoche las murgas y comparsas se pasearon con sus ritmos de baile por calles del puerto, barrio San Juan y Autódromo.

Hoy llegarán a la zona sur, en el barrio Nuevo Golf, y mañana será el gran cierre, desde las 19, con un desfile de todas las agrupaciones por la avenida Luro, desde la calle Guido hasta 20 de Septiembre.

 

fuente: http://www.diariojunin.com/ver_noticias.php?id_nota=21723

 

Se busca aprovechar los nuevos feriados de “escapada” de fin de semana, en Mar del Plata


8:55 | Destacan que el turismo de “escapadas” podría seguir siendo intenso en 2011, ayudando a mantener activa la oferta de servicios y a conservar empleos en diferentes rubros.

 

Mientras se espera que sean redondeadas las estadísticas finales respecto del movimiento turístico registrado durante este fin de semana largo en Mar del Plata, las miradas ya están puestas en la actividad que podría seguir teniendo lugar durante los próximos días, con la llegada de nuevos feriados y la celebración de Semana Santa. “No tenemos que dormirnos en los laureles del éxito de este último fin de semana largo”, le dijo ayer a LA CAPITAL el presidente del Ente Municipal de Turismo (Emtur) Pablo Fernández, considerando que ahora “la ciudad tiene que trabajar para aprovechar todas las oportunidades que tendrá durante este año” gracias a la programación de los feriados dispuesta por el Gobierno nacional, que estableció un calendario previsible tanto para la gente como para los operadores turísticos.

Por lo pronto, luego de la reciente celebración del Carnaval, Mar del Plata así como muchos otros destinos tendrán de manera inmediata la posibilidad de seguir manteniendo sus servicios en actividad casi plena. En efecto, el jueves 24 será feriado por la conmemoración del Día de la Memoria en el aniversario del golpe de Estado de 1976, mientras que el viernes 25 será un feriado puente otorgando así otros 4 nuevos días de descanso. “Ya estamos trabajando junto al sector privado en la promoción de Mar del Plata para lograr atraer público durante esas fechas y también en Semana Santa”, comentó Fernández. Por su parte, el presidente de la Asociación Hotelero Gastronómica, Daniel Suffredini, sostuvo que en líneas generales, dentro del sector hubo una gran “satisfacción” por la actividad registrada hasta ayer en la ciudad, al mismo tiempo que ya están siendo esperados los resultados de los feriados por venir.

Según sus previsiones, posiblemente el próximo fin de semana largo no sea tan convocante como el que acaba de finalizar, que tuvo la particularidad de haber superado la cantidad de visitantes registrada en todos los fines de semana largos de 2010. No obstante, para Suffredini en la próxima Semana Santa (que arrancará el 22 de abril) sí podrían repetirse las cifras de Carnaval. Para los operadores turísticos marplatenses, el resultado de los últimas minivacaciones además de haber sido notable, resultó reconfortante por el contexto en el que tuvo lugar.

Es que la llegada de una cantidad récord de turistas ocurrió en un período del año ya signado por el comienzo de clases en los niveles Inicial y Primario y hasta un día antes de que se iniciara el ciclo lectivo en el Secundario. “En otros años ya estaríamos viviendo los típicos días de una temporada que se terminó.

En cambio los feriados programados con esta previsibilidad hicieron que las cosas fueran muy distintas”, reconoció Suffredini. Para Pablo Fernández, en 2011 están dadas las condiciones para obtener buenos resultados de los fines de semana largos por el hecho de que tanto el público como los prestadores de servicios pueden programar sus actividades con anticipación. En este sentido, el funcionario subrayó que consolidar esto es algo clave para Mar del Plata ya que en Argentina, como en el resto del mundo, el 50% del movimiento turístico se relaciona con viajes de “escapada” por períodos breves. En esa línea, Suffredini también destacó la importancia de capitalizar al máximo estas fechas, subrayando que durante los viajes cortos la gente tiene un nivel de gastos superior al que suele tener cuando vacaciona por más tiempo, lo que genera un mayor rédito económico en la ciudad.

En otro orden Fernández subrayó que la llegada del fin de semana largo por Carnaval y la proximidad con los nuevos feriados tuvo un efecto positivo en el comercio, la gastronomía, los hoteles y playas no sólo porque pudieron sostener su facturación, sino también porque mantuvieron y seguramente mantendrán activas sus instalaciones más allá de concluido el verano. “Hay empresas que por una cuestión estacional irán reduciendo sus servicios pero existen otros rubros como los restaurantes, hoteles y lugares recreativos que mantendrán sus ofertas en funcionamiento durante los próximos días”, destacó Fernández.

A modo de ejemplo, explicó que varias de las obras teatrales que llegaron a la ciudad en verano permanecieron en cartel luego de que se iniciaran las clases para aprovechar la actividad del pasado fin de semana, obteniendo éxito con esa estrategia. “Algunas obras van a seguir durante algunos días más y otras van a suspender sus funciones para retomarlas en Semana Santa”, explicó el funcionario, remarcando así uno de los tantos beneficios de la sucesión de los feriados. Asimismo, destacó el hecho de que el comercio, la gastronomía y la hotelería mantengan su actividad fuera de la temporada estival “es algo que le sirve a mucha gente porque ayuda a mantener los empleos”.

 

Cifras

 

– 280 mil turistas serían los que habrían llegado a la ciudad durante el pasado fin de semana largo de Carnaval, según el intendente Gustavo Pulti.

– 238 mil turistas fueron los contabilizados hasta al sábado como ingresantes a la ciudad. Se espera que la cifra final sea confirmada en las próximas horas.

– 390 mil son las plazas de alojamiento turístico disponibles en Mar del Plata.

– 16 mil es la cantidad de visitantes que habitualmente recibe la ciudad en los fines de semana convencionales del año, fuera de temporada alta.

– 8 millones de turistas son los que recibe Mar del Plata cada año.

– 4,5 millones de personas son las que llegan a la ciudad anualmente fuera de la temporada estival. En su mayoría lo hacen en fines de semana largos o atraídas por congresos, convenciones o eventos en cualquier fecha del año.

En Mar del Plata ya se puede tramitar el pasaporte en el Registro de las Personas


Ya se puede tramitar el pasaporte

El trámite no dura más de quince minutos y tiene un costo de 130 pesos. Es condición tener el nuevo DNI y tendrá una validez de diez años.

A partir de este miércoles la confección del pasaporte argentino estará a cargo del Registro Nacional de las Personas (Renaper).

En consecuencia, el trámite comenzará a realizarse de manera íntegramente digital en las más de 600 oficinas del país en las que se gestiona el Documento Nacional de Identidad.

En Mar del Plata, se podrá tramitar en el Centro de documentación Rápida (CDR) que funciona en la calle XX de Setiembre 1929.

En declaraciones a LU6 (Am 760), el subdirector zonal, doctor Juan Cañete, informó que esta mañana ya efectuaron los primeros trámites y el costo seguirá siendo de 130 pesos, el cual se podrá abonar en el mismo lugar, en una caja del Bapro.

El funcionario comentó que la gestión no va a durar más de 15 minutos y se efectuará con foto digital, firma e impresión dactilar, y los ciudadanos recibirán el pasaporte en sus casas, aproximadamente, después de 15 días de haber iniciado la solicitud y el documento tendrá validez por 10 años, a diferencia del que emitía la Policía Federal, cuya legitimidad duraba cinco años.

Un aspecto a tener en cuenta es que, es condición fundamental para gestionar el pasaporte, contar con el nuevo DNI. En caso de no tenerlo puede iniciar ambos trámites de forma simultánea.

En el caso de los menores de edad, deberán concurrir con uno de sus padres. Además, a los interesados se les recomienda llevar el pasaporte vencido por el tema de los visados.

La medida se adoptó teniendo en cuenta que “el otorgamiento de los distintos tipos de pasaportes es facultad exclusiva de la Dirección Nacional del Registro Nacional de las Personas, en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto y la Policía Federal Argentina”, señala el decreto presidencial.

fuente: puntonoticias.com

Una mirada sobre lo bueno y lo malo de la temporada alta 2011


9:05 | La mayoría coincide en que fue un verano exitoso. Vino más gente que otros años. Se percibió mayor seguridad y presencia policial. Pero el tránsito en las calles fue caótico. Los espectáculos a cielo abierto fueron la gran convocatoria.

Una vez más, Mar del Plata dio muestras de porqué es considerada la capital nacional del turismo.

Una vez más, Mar del Plata dio muestras de porqué es considerada la capital nacional del turismo.

 

Mar del Plata ratificó una vez más el liderazgo nacional en números turísticos aunque todavía no hay cifras oficiales. La temporada arrancó con un diciembre óptimo, tuvo un enero record, sobre todo en la segunda quincena, y cerró con un febrero aceptable acotado por el temprano comienzo de las clases.

Indudablemente vino mucha gente, más que en los años anteriores -excelente resultó el saldo del fin de semana largo de Carnaval- para convalidar este destino de veraneo de arraigo nacional. Y se encontró con decenas de nuevos edificios, espacios públicos renovados y una creciente y diversa oferta gastronómica.

Sin embargo, cabe preguntarse si este estatus actual cubre las expectativas de quienes deciden pasar aquí sus vacaciones. Ha quedado demostrado a lo largo del tiempo que los operadores locales están entrenados y adaptados al vértigo de las variables frente el desafío constante de priorizar y mejorar la calidad de los servicios que se ofrecen. Y en la misma frecuencia el Estado trabaja para aportar lo propio e interactúa con el sector privado.

Ahora, ¿con qué se encontraron los turistas este año? ¿Cuáles fueron los aspectos favorables y cuáles no?

A la vista de todos, en principio, el tránsito de vehículos en el casco urbano fue, tal vez, el mayor de los problemas que encontraron los turistas. Las buenas intenciones de las autoridades en este área estuvieron lejos de solucionar medianamente la cuestión .

La realidad da cuenta de una estadística significativa y elocuente: cerca del 70 por ciento de los turistas llega en auto a la ciudad. Y hay que sumar la ya desbordada situación de una Mar del Plata que cuenta con más de 300 mil vehículos estables.

Además, es claramente perceptible que el parque automotor creció de manera exponencial. En consecuencia, el efecto de la relación “más gente más autos” se vivió en la calles de la ciudad en medio de un caos absoluto.

En rigor, los intentos por ordenar (a pesar de que se labraron miles de multas e infracciones) no alcanzaron, entre otras cosas, debido la escasez de agentes de control. Cuando mayores conflictos se notaron este verano fue a la hora pico de salida de los balnearios en la zona sur donde se produjeron atascos interminables y se llegó a demorar hasta una hora y media para trasladarse al centro. Párrafo aparte merece la presencia de los traileres de publicidad por las calles céntricas -algo que no sucede ni siquiera en la Ciudad de Buenos Aires- profundizando los embotellamientos.

La Dirección de Tránsito implementó algunas pruebas los fines de semana para evitar los embotellamientos, y ahora estudia qué medidas se podrán adoptar para el verano que viene.

Otro punto sin solución y por resolver es el poco espacio público y privado para estacionar en el micro y macrocentro como en otros lugares de concurrencia masiva de veraneantes.

Los controles sistemáticos de alcoholemia, en cambio, arrojaron nuevamente saldo a favor ya que lograron disminuir sensiblemente el número de accidentes con víctimas que por lo general se producían en horarios nocturnos.

Pero moverse en auto por la ciudad tuvo y tiene otros “valores” agregados. Por ejemplo los “limpiavidrios” que copan decenas de esquinas y cruces provocando no sólo incomodidad para los automovilistas, sino también complejidad para la circulación. De poco y nada parece servir la ordenanza cuya letra prohíbe esta actividad de manera terminante.

En similar sentido, turistas y marplatenses sufren a diario a los “trapitos” propios y foráneos literalmente “apropiados” de los lugares públicos para estacionar e imponiendo, en casos, “tarifas” traídas de los pelos. Uno de los puntos de conflicto más álgido este verano fueron las inmediaciones del estadio “José María Minella” y del Polideportivo donde las autoridades se vieron obligadas ante una catarata de denuncias a ponerle límites a los abusos. Hubo lugares donde se debió pagar entre 30 y 50 pesos sólo por el temor de encontrar el auto rayado de no pagarse este particular impuesto.

Las buenas intenciones políticas al acordar reglamentaciones claras y precisas, como en las situaciones referidas, evidentemente, se chocan con la imposibilidad material de aplicarlas.

 

Ni en tren, ni en avión, ni en barco

 

Para los que viajaron en auto este verano las rutas fueron más seguras. De acuerdo a datos oficiales durante los meses de enero y febrero bajó un 50 por ciento el número de siniestros en las vías de acceso a la ciudad debido al accionar conjunto de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Gendarmería y policía provincial. Además, hubo una reducción del 13 por ciento de las velocidades promedio, un 33 por ciento de aumento en el uso de cinturón de seguridad, y una baja del 6 al 3 por ciento de alcoholemias positivas.

La construcción y puesta en funcionamiento de la nueva estación Ferroautomotora es tal vez la obra de mayor impacto para la ciudad turística de las últimas décadas.

Miles de pasajeros llegaron diariamente al nuevo espacio en confortables unidades que cada verano ofrecen mejores servicios, a la vez, más controlados por la Comisión Nacional de Transporte para garantizar seguridad.

Sin embargo, el servicio de trenes fue calamitoso. Por un lado la gente siguió viajando en vagones viejos, destruidos y en pésimas condiciones de higiene. Y por el otro, tuvo que soportar demoras increíbles y la suspensión de varios servicios lo que obligó a la empresa Ferrobaires a trasladar en micros a miles de pasajeros. Basta con mencionar que una formación tardó cuatro horas para recorrer menos de 100 kilómetros entre Mar del Plata y Las Armas.

Lamentablemente a causa de un conflicto gremial, quedó suspendida la puesta en marcha de los modernos trenes “Talgo” comprados a España que se iba a realizar el 22 de febrero.

Otra de las grandes asignaturas pendientes para la ciudad son los escasos servicios aéreos. No más de tres vuelos diarios aterrizaron y despegaron del moderno y confortable aeropuerto “Astor Piazzolla”. Las promesas de sumar frecuencias entre Mar del Plata y Buenos Aires y facilitar conexiones con otras ciudades del país, quedaron en eso, en promesas. Es incomprensible que el principal destino turístico del país padezca de semejante carencia.

Y la frustración del verano fue la cancelación del arribo del crucero Aida Cara al puerto local. Desde el oficialismo nunca reconocieron la falta de dragado ni problemas técnicos. Pero distintos operadores turísticos revelaron que este fue el motivo que dejó a Mar del Plata sin la llegada de la lujosa embarcación. Desde la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables insistieron en que el puerto “se encuentra apto hace más de dos años para la operatoria de todo tipo de buque. Lo mismo señalan desde el Consorcio Portuario. Habrá que esperar a ver lo que sucede durante el resto del año.

 

Buen nivel de ocupación

 

El hecho de que las clases comenzaran el 28 de febrero acortó las expectativas de afluencia turística para el segundo mes del año. La segunda quincena fue algo inferior al año pasado. De todos modos desde hace varios años, enero es el mes más concurrido. El feriado de Carnaval, con la llegada de 238.800 personas, produjo un empuje hacia arriba para esta época.

Según la Secretaría de Turismo de la Provincia, Mar del Plata recibió un 10 por ciento más de visitantes en los últimos tres años.

La temporada tuvo picos de ocupación durante los fines de semana. Las estadías promedio fueron de 10 días.

La hotelería recibió una ocupación del 87 por ciento los fines de semana de enero y febrero, en tanto la de los hoteles gremiales promediaron un 82 por ciento durante igual período.

El mayor nivel de alojamiento se dio en los hoteles de 5 y 4 estrellas, las cabañas y los apart hotel con un porcentaje que rondó entre el 88 y 93 por ciento.

Este sector empresario viene realizando continuas inversiones con el fin de adaptar su oferta a la demanda de turistas cada vez más exigentes.

En las inmobiliarias dicen que los alquileres no manifestaron demasiadas variables con respecto a verano del año anterior. El sector de la ciudad más buscado fue el centro, es decir, departamentos. Y es neurálgico. Más que nada el comprendido entre las avenidas Luro y Colón y las calles San Luis y Buenos Aires. Dentro de ese área se instalan miles de personas, otros tantos recorren a diario la zona comercial con dos peatonales (San Martín y Rivadavia), y funciona la mayoría de los teatros. En consecuencia, aquí aparecen más visiblemente los problemas de higiene.

Bolsas de residuos apostadas en las esquinas, calles y veredas cubiertas por basura que arroja la gente y un sistema de recolección y limpieza desbordado.

 

Menos carpas y sombrillas y más espacio público

 

Los balnearios que se extienden por más de 40 kilómetros de playas mantuvieron y hasta mejoraron la calidad de los servicios que ofrecen con renovadas propuestas. Pero quienes buscaban la orilla del mar para instalarse en los sectores de acceso público se encontraron con serias dificultades. Casi no quedaba arena donde acomodarse.

Muchas carpas y sombrillas en áreas privadas y los efectos del avance del mar provocaron la limitación de espacio libre. Sobre todo en las playas del centro superpobladas durante los fines de semana.

Ante las voces que se hicieron oír en tal sentido, hubo una respuesta rápida por parte del municipio y la Cámara de Balnearios para reducir un 20% el área destinada a carpas.

El puntapié inicial se dio en las playas del centro. Pero en total se retiraron unas 500 carpas de los balnearios de Playa Grande, Bristol, La Perla y Perla Norte, el Torreón del Monje, Varese, Cabo Corrientes y Punta Iglesias.

El gobernador Daniel Scioli había pedido a fines de enero que se adoptara una medida de estas características. Por ejemplo, Playa Grande es uno de los sectores más afectados en cuanto a reducción de espacio público, sobre todo, cuando sube la marea.

Pablo Fernández, presidente del Ente Turístico Municipal, explicó que el espacio público de arena se achicó porque se dieron “condiciones climáticas previas a la temporada que disminuyeron la zona de arena en playas en un porcentaje superior a otros años”.

Por su parte, el intendente Gustavo Pulti dijo que la comuna lleva adelante estudios para iniciar un proceso de refulado de arena sobre las playas. La licitación para este trabajo comenzará en abril para que se pueda aprovechar en la temporada 2012. La idea es sacar arena que está en la entrada del puerto y volcarla en las playas que más espacio han perdido en los últimos años.

 

Más policías, mayor seguridad e intensa labor de los guardavidas

 

Todo parece demostrar que el plan de prevención y represión del delito implementado para este verano en Mar del Plata, fue positivo. Según el gobernador Daniel Scioli, en este aspecto, el Operativo Sol alcanzó objetivos contundentes en relación a la seguridad.

Entre otras cosas, se intensificó la presencia policial en las rutas para evitar accidentes, por ejemplo, durante los días de recambio. Además, se montaron operativos con mayor cantidad de efectivos en las áreas más calientes sujetas a la tentación de cualquier comisión de delitos.

Vale recordar que para toda la costa se desplegaron a partir del 18 de diciembre 7.728 agentes de distintas áreas de Seguridad.

En las playas también hubo más seguridad. Una vez superado el conflicto a comienzos de la temporada entre los guardavidas y los dueños de balnearios, la actividad se desarrolló normalmente. La Playa Popular lideró el ranking de salvatajes con más de 15 por día. El coordinador del servicio de seguridad de playas, Daniel Mestralet, estimó que aumentó un 15 por ciento la cantidad de rescates de guardavidas en esta temporada respecto al verano pasado. En promedio, se realizaron más de 100 salvatajes por día en las playas de Mar del Plata.

La nota triste fue el menor que se arrojó al mar una noche de enero en la Popular y pasaron varios días hasta que apareció su cuerpo. La mayor cantidad de salvatajes fue asociada a la imprudencia de los bañistas. Mestralet comentó haber visto gente internándose en el mar a las 5 de la mañana. “Hay jóvenes que salen de los boliches alcoholizados y se tiran al agua, no les importa nada. Y los que se meten al mar a la noche, después de las 20, lo ven como algo novedoso”. El funcionario se mostró a favor de extender el horario del servicio y montar una guardia nocturna.

En el partido de General Pueyrredon hay más 500 guardavidas que trabajan en balnearios privados y playas públicas. Según la ordenanza 14.269, deben cumplir 150 días de actividad entre el 15 de noviembre y el 15 de abril en el horario de 8 a 20. El cuerpo de guardavidas sufrió un duro golpe días atrás, con el fallecimiento de Julio César López, de 57 años, en Playa Popular, tras un salvataje.

 

Espectáculos para todos los gustos

 

Pocas ciudades en el mundo ofrecen la cantidad, calidad y variedad de espectáculos en una temporada como Mar del Plata. Este verano se estima que se presentaron unas 300 propuestas de todos los géneros. El público tuvo para elegir.

Sin dudas los recitales gratuitos a cielo abierto fueron los más convocantes. Sobre todo los que se realizaron en el escenario del Paseo Hermitage organizados por el gobierno de la Provincia de Buenos Aires. Entre enero y febrero más de 900 mil personas disfrutaron de los shows de artistas populares como el Bahiano, Cacho Castaña, Los Pimpinela, Ricardo Montaner, Julio Iglesias, Ataque 77, el Chaqueño Palavecino, Palito Ortega, Violeta Rivas, Néstor Fabián, Virus y José Luis “El Puma” Rodríguez, entre otros.

El éxito de esta propuesta fue tal, que provocó alarma entre los empresarios teatrales que sintieron el impacto en sus boleterías. Y ante los reclamos se llegó a un acuerdo para evitar suporposiciones con los organizadores de los shows gratuitos.

Los teatros trabajaron bien en general. El público respondió a las diferentes propuestas a pesar de que, en casos, se quejó por el alto costo de las entradas.

 

Luz y agua

 

Según informó la Empresa Distribuidora de Energía Atlántica este verano se registró un nuevo récord en la demanda de energía. El mayor pico se produjo el martes 25 de enero con 275 megawats. Esta marca superó a la máxima de la temporada anterior que fue de 272 megawats. Resaltaron el buen funcionamiento del sistema de distribución y lo adjudicaron a “las obras realizadas y al adecuado plan de mantenimiento concretado en los meses previos al inicio de esta temporada”.

Esta temporada no hubo quejas por falta de agua potable. Incluso en zonas de la ciudad en las que históricamente este problema se repetía año tras año, como por ejemplo, Punta Mogotes.

 

Las obras en los espacios públicos

 

Las obras que se harán en la nueva Playa Grande están estimadas en más de cuarenta millones de pesos. Casi nueve millones estarán destinados a cambiarle la cara a los espacios públicos y la mayoría ya se podrán ver durante la temporada que viene. Las remodelaciones que están previstas son:

* Hacer nuevas todas las áreas de circulación peatonal, que incluye rampas desde el nivel vereda, conexión cubierta (túnel) desde la calle Victoria Ocampo hasta el paseo y reordenamiento integral de espacios de uso.

* La relocalización de las áreas verdes, con reconversión de los parterres originales y mantenimiento del concepto de superficie plana vegetal.

* La incorporación de espejos de agua que acompañan a las nuevas áreas verdes.

* Una nueva propuesta luminotécnica general, con desdoblamiento en un sistema de luminarias para alumbrado urbano y un sistema de iluminación focalizada de carácter decorativo.

* La parquización general y especialmente en ambos extremos del paseo inferior con incorporación de elementos decorativos a modo de remate.

* La propuesta integral de equipamiento urbano consistente en instalación de bancos, cestos de residuos, bicicleteros, bebederos, señalización informativa que optimice la apropiación del sector por la comunidad.

* La ejecución de todas las obras complementarias de infraestructura (provisión de agua, desagües pluviales, tendido de instalaciones, etc.)

* El desarrollo de un Paseo de las Esculturas, tratamiento de áreas verdes exteriores con incorporación de plazas secas con decks de esculturas y realización a nuevo de veredas, iluminación y equipamiento, cuya localización es contigua y a todo lo largo de la calle Victoria Ocampo.

* Obras de sembrado de arena anual que deberá asegurar la efectiva existencia de arena seca para uso público.

 

Lo malo

 

– El caos de tránsito que desbordó todo lo previsible en materia de circulación y estacionamiento.

– La vergüenza nacional del servicio ferroviario que une Buenos Aires con Mar del Plata. Y la frustración por la no llegada del Talgo.

– La presencia de limpiavidrios y trapitos en diferentes puntos de la ciudad aunque su actividad está prohibida.

– El frustrado arribo del crucero internacional Aida Calda a causa de supuestos problemas por un banco de arena en el ingreso al puerto.

– El adelantamiento en el inicio del ciclo lectivo, que al producirse el 28 de febrero, acortó el período de vacaciones.

– La falta de higiene en espacios públicos sobre todo en el microcentro de Mar del Plata. La basura acumulada en las calles obedece a responsabilidades compartidas. Queda mucho para aprender.

– El “festival” de cartelería pública encabezado por afiches partidarios propios de un año electoral.

– La “paralización” de la ejecución del proyecto para el predio que ocupaba la ex terminal de micros.

– Plazas saturadas por trailers y stands de organismos oficiales que ofrecen variados servicios.

– Incumpliento de varias ordenanzas: Limitación de venta ambulante, espectáculos a “la gorra”, perros en la playa y bajada de camionetas a la orilla del mar, entre otras.

– Las mínimas frecuencias aéreas con destino a Mar del Plata, una enorme asignatura pendiente.

– Los trailers publicitarios recorriendo las calles céntricas, entorpeciendo el tránsito.

– Los expedientes de obras paralizadas y sin resolución en la comuna, perdiéndose asi una importante cantidad de mano de obra.

– El Bristol Center, que sigue siendo un monumento al abandono. Pasan los gobiernos y no aparecen las soluciones.

 

Cifras

 

– 280 mil turistas serían los que habrían llegado a la ciudad durante el pasado fin de semana largo de Carnaval, según el intendente Gustavo Pulti.

– 238 mil turistas fueron los contabilizados hasta al sábado como ingresantes a la ciudad. Se espera que la cifra final sea confirmada en las próximas horas.

– 390 mil son las plazas de alojamiento turístico disponibles en Mar del Plata.

– 16 mil es la cantidad de visitantes que habitualmente recibe la ciudad en los fines de semana convencionales del año, fuera de temporada alta.

– 8 millones de turistas son los que recibe Mar del Plata cada año.

– 4,5 millones de personas son las que llegan a la ciudad anualmente fuera de la temporada estival. En su mayoría lo hacen en fines de semana largos o atraídas por congresos, convenciones o eventos en cualquier fecha del año.

fuente: diario la capital

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: