Habrá más aumentos en el inmobiliario rural en la provincia de Buenos Aires


Habrá más aumentos en el inmobiliario rural

El gobierno provincial convocará a las entidades agropecuarias para acordar una suba. Desde Carbap esperan conocer cuánto quiere recaudar el Estado. Analizan distintas variables.

LA PLATA (Corresponsalía).- El gobierno bonaerense informó que a partir del próximo mes comenzarán los primeros encuentros con los representantes de las entidades agropecuarias de la provincia para continuar con el aumento del impuesto inmobiliario rural.
Desde la Agencia de Recaudación provincial indicaron que “el objetivo es que las modificaciones salgan por consenso y sin un plazo establecido para llegar a un acuerdo”. Desde comienzos de este año, el impuesto inmobiliario rural recibió una suba de entre el 20 y el 39% según el lugar de la provincia.
Del mismo modo que intenta hacerse ahora, a fines del año pasado el entonces titular de ARBA, Rafael Perelmiter, acordó con las cuatro entidades del campo (Carbap, SRA, FAA y Coninagro) un aumento diferenciado según un esquema que dividía el territorio bonaerense en cinco zonas según la productividad. El convenio fue firmado por las partes, luego de que el gobierno intentara aplicar la suba del impuesto según un revalúo fiscal de los terrenos que no se actualiza desde el 2005. La máxima de la actual administración sería comenzar a aplicar este revalúo a partir del año que viene.
Desde Carbap, una de las entidades que participan en la Mesa Agropecuaria Provincial, reconocieron el compromiso de revisar el impuesto. “Lo que necesitamos saber es cuál es la pretensión del gobierno provincial en cuanto al requerimiento del impuesto inmobiliario que el año pasado quedó pendiente para analizar la capacidad contributiva nuestra”, dijo a LA CAPITAL el titular de la entidad, Pedro Apaolaza.
En la Agencia de Recaudación provincial prefirieron no adelantar cuánto más planean recaudar con la nueva modificación y apuestan a que el clima de negociación sea positivo. El año pasado “se firmó un acta acuerdo para volver a discutir el tema en el año 2010. Nosotros estamos cumpliendo eso que se firmó y estamos convocando a las entidades, en lo que entendemos que es un escenario diferente a lo que fue 2007, 2008 y 2009, sobre todo para el campo y teniendo en cuenta que la relación es muy buena”, expresaron voceros del organismo de recaudación.
Las variables para aumentar los ingresos por este concepto, además de retocar el valor de la tierra, podrían ser subir la alícuota o modificar el índice de productividad de la tierra. Según el dirigente rural, “los criterios deben ser combinados: que un distrito tenga un gran valor inmobiliario porque está cerca de una gran centro urbano no tiene nada que ver con la capacidad contributiva que puede llegar a tener esa tierra. Hay que estudiarlo detenidamente”. Además dijo que el año pasado se trató de evitar la actualización del valor de la tierra por la “incidencia en el Impuesto a los Bienes Personales”.
En la provincia de Buenos Aires hay alrededor de 350 mil partidas inmobiliarias rurales y según reconocieron las entidades agropecuarias el año pasado “hay una inequidad en el impuesto porque hay distritos que están sobrecargados y otros que están más bajos”.

Recaudación

Según los datos oficiales del Ministerio de Economía, la recaudación hasta mayo de este año en este concepto aumentó un 35% en comparación con lo percibido en el mismo período del 2009. En lo que va del año, ARBA recaudó casi 182 mil millones de pesos, 47 mil millones más que lo ingresado hasta mayo del año anterior.
Este año los propietarios de inmuebles en zonas rurales en la zona integrada por General Pueyrredon, Balcarce, Gonzales Chaves, General Alvarado, Benito Juárez, Lobería, Necochea, San Cayetano, Tandil y Tres Arroyos tuvieron un aumento del 35% sobre el impuesto.
El mayor incremento fue para todo el norte de la provincia, que paga entre un 37 y un 39% de aumento, mientras que la menor suba se aplicó en municipios del este bonaerense. Entre éstos se encuentran varias comunas de la zona, como Mar Chiquita, el Partido de La Costa, Villa Gesell, General Madariaga, Pinamar y Ayacucho, los cuales abonan un 20% más con respecto al año pasado. Los 12 partidos del sudoeste bonaerense, en tanto, se mantendrán exentos de pagar este impuesto debido a la crisis producida por la sequía.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: