Advierten sobre los perjuicios que genera el avance del sector privado en la costa marplatense


 

 Los profesores en Geografía y becarios del CONICET, Javier Ordoqui y Facundo Hernández, elaboraron un informe sobre el impacto que tiene en las playas la intervención de los concesionarios de las explotaciones balnearias. En diálogo con 0223.com.ar, los científicos enfatizaron en la necesidad de “cambiar la manera de gestionar el turismo” para evitar que sigan perdiendo espacios costeros.

“HAY QUE CAMBIAR LA MANERA DE GESTIONAR EL TURISMO”

Javier Ordoqui y Facundo Hernández, profesores en Geografía y becarios de investigación del CONICET con proyectos de investigación radicados en la Facultad de Arquitectura de la UNMDP y dirigidos por el Magíster José María Mantobani, realizaron un estudio sobre los impactos ambientales, urbanísticos y territoriales del turismo de sol y playa en el litoral marítimo bonaerense.

En el caso de Ordoqui, su trabajo está vinculado a la problemática que generó el turismo de “sol y playa” en los Partidos de General Pueyrredón, Villa Gesell y Pinamar en relación a la gobernabilidad ambiental y al desarrollo territorial.

En el marco de esos informes, ambos científicos elaboraron una serie de estrategias y acciones que podrían darse dentro de políticas de manejo costero y gestión territorial de las playas. A modo de acciones de corto plazo, los especialistas enfatizaron en la necesidad de prohibir los movimientos y reacomodamientos de arena realizados por los concesionarios de las explotaciones balnearias, ya que consideraron que esas acciones “agudizan los procesos erosivos al modificar la dinámica natural de la playa”.

A su vez, repararon en que en algunos casos “también se ha dado la intervención sobre las arenas que se encuentran fuera de la concesión o de su propiedad privada, invadiendo y modificando la arena pública y el sector de playa que queda en los momentos de bajamar”.

Asimismo, evaluaron la necesidad retirar aquellas construcciones fijas existentes (unidades balnearias y explotaciones comerciales y ramblas) que encuentren obstaculizando la dinámica natural de las playas. Y promovieron la realización de una nueva delimitación de los espacios de playa públicos y privados en base a criterios ambientales y de inclusión ciudadana.

En diálogo con 0223.com.ar, el Prof. Ordoqui remarcó que “la invasión del sector privado sobre las playas públicas siempre ha sido así, aunque ahora se materializan los procesos porque ya se ve la desaparición de la playa”.

“El problema es que Mar del Plata tiene un proceso de bañalización muy importante: la cantidad de unidades turístico – balnearias, de carpas sombrillas y pasillos, es mucho más grande que en cualquier punto de la costa atlántica”, aseveró.

En esa línea, dijo que “el problema de lo urbanístico y ambiental de Mar del Plata empieza en la década del ‘70” pero, al ver que las consecuencias ya empiezan a presentarse, “estamos poniendo una señal de alerta y una proposición; la idea es que se entienda que hay que cambiar la manera de gestionar el turismo”.

“No se puede dejar de pensar lo turístico en el derrame urbano o territorial, sino que se tiene que pensar la costa integralmente, viendo las particularidades de cada partido y de cada localidad balnearia”, insistió.

“LA INVASIÓN DE LO PRIVADO SOBRE LO PÚBLICO ES TOTAL”

Por su parte, Aquiles David Tasin, un turista proveniente de Lavallol, provincia de Buenos Aires, expresó su malestar ante la “total invasión de lo privado sobre lo público”. Lo hizo por medio de una nota presentada al intendente Pulti, en la cual dio a conocer su sorpresa al observar las escasas dimensiones y cantidad de pasillos de acceso al sector costero, además de advertir un “incremento de las diferencias sociales”.

“La falta de seguridad es total y absoluta en caso de que la masa humana deba abandonar precipitadamente el lugar por inclemencias climáticas; dudo que los bomberos lo hayan aprobado”, sostuvo en relación a los pasillos de ingreso y egreso.

Asimismo, calificó de “inmoral” que las autoridades “permitan la discriminación mientras pregonan constantemente la igualdad social”.

Por último, instó al Jefe Comunal a solucionar el caso “más temprano que tarde” y a recordar “lo ocurrido al señor Ibarra (ex Jefe de Gobierno porteño)”, aunque remarcó que “en este caso su responsabilidad es mayor y más directa porque conceder y/o aprobar la concesión en su zona”.
 
   
.
AUTOR / FUENTE: Luciana Acosta 0223.com.ar

Anuncios

En Punta Mogotes se oponen a construcción de torres


En Punta Mogotes se oponen a construcción de torres

Cuestionan el proyecto de un concejal y solicitan que se consulte a los vecinos.

<!–

–>

Cantidad de palabras 496 palabras Tiempo de lectura Lectura en 2.1′ Imprimir Imprimir Enviar por mail Enviar Aumentar tama�o Disminuir tama�o Cambiar tamaño

2010-03-14 17:39:31 

No es la primera vez que se impulsa este negocio inmobiliario en esa zona sur de la costa marplatense. Ahora es un proyecto del concejal Fernando Rizzi (UCR) que reavida la idea y la preocupación de los vecinos de Punta Mogotes.

Jorge Tesán, vecino de esa residencial zona de Mar del Plata, envió una nota donde brinda una serie de cuestionamientos a la iniciativa que se encuentra en pleno análisis de comisiones en el Concejo Deliberante.

“El concejal establece en forma muy dudosa en sus fundamentaciones que como en ese sector (la Bahía de Punta Mogotes, desde la calle Vértiz hasta la calle Castro Barros) ya se permite la construcción de seis o siete pisos, en nada perjudicaría al barrio que éstos tengan más pisos. Parece que para el concejal seis es igual a doce o trece, o tal vez más”, manifestó.

El vecino consignó que el proyecto hace mención a tres tipos de construcciones: Edificios “entre medianeras”, es decir, cuya construcción abarca de medianera a medianera del terreno; Edificios de “semiperímetro libre”, en los que la construcción deja un espacio entre ésta y una de las medianeras, y edificios “de perímetro libre”, que son los que dejan espacios entre las medianeras.

Sobre este último, Tesán manifestó que “el concejal Rizzi dice en su escrito, que garantizan una `mayor estética barrial y una mejor calidad habitacional´, sin que entendamos porqué deberíamos creer su consideración subjetiva. Claro, el concejal Rizzi no dice que este tipo de edificios permite vistas a los cuatro costados de la construcción, lo cual se traduce en dinero al momento de venderlos”, añadió.

Para este vecino, este tipo de construcciones (que pueden llegar a tener hasta una altura de veinte pisos) afectará a los balnearios producto del impacto de lo que se denomina el “cono de sombra”.

“Sin contar con los perjuicios que puedan ocasionarse a la flora y fauna de la Reserva del Puerto, incluida en la traza que menciona la ordenanza. Hoy en día, alrededor de las 17.30, el cono de sombra de un edificio de 40 metros de altura daría un cono de sombra de 135 metros”, especificó.

Tras dejar en claro que se oponen a la construcción de torres en el barrio, Tesán recalcó que Punta Mogotes “es un capital turístico con construcciones añosas que deberían tener algún tipo de protección patrimonial, en lugar de pensarse en su destrucción, cuya costa acaso esté descuidada por la escasa –y tal vez deliberada- intervención municipal que se resuelve comenzando esta intervención, en lugar de mostrarse siempre tan esquiva al momento de asistirnos o pensar en planes para edificar viviendas a las miles de familias marplatenses que no las poseen”.

“Si quieren mejorar ese sector, ¿porqué no se consulta a los vecinos? ¿estaría mal pensar en aprovechar allí los grandes espacios para poner escuelas primarias (la escuela 14 del barrio lo agradecería), secundarias, aulas para universidades, oficinas municipales que descentralicen la administración, salas de primeros auxilios y todo aquello de lo que los funcionarios municipales suelen mostrar orgullo?”, se preguntó.

fuente: puntonoticias

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: