Alojamiento 15% más caro para veranear en la costa


 
Las carpas y sombrillas también sufrirán aumentos
Alojamiento 15% más caro para veranear en la costa
En el Partido de la Costa, que agrupa a los balnearios ubicados desde San Clemente del Tuyú hasta Mar de Ajó, existen opciones de alojamiento para todos los bolsillos.

Este verano los precios de los alojamientos y los alquileres de carpas y sombrillas en los principales balnearios de la Costa Atlántica bonaerense aumentarán entre un 10 y un 15 por ciento respecto a la temporada anterior.
Los operadores consultados estiman que esta temporada habrá una mayor cantidad de turistas en las playas bonaerenses, por lo que recomiendan a propietarios y comerciantes mantener los valores de enero pasado. No obstante, algunos empresarios turísticos admiten que las tarifas subirán un 10 por ciento en promedio, acompañando la inflación registrada durante el año. A continuación se detallan los tarifarios estimativos difundidos por cada distrito. En algunos destinos aclararon que los valores definitivos serán consignados a mediados del mes próximo.

Mar del Plata

En el destino más elegido de la Costa, Mar del Plata, los operadores inmobiliarios admiten que intentarán mantener los precios de principios de 2009 para así mejorar la baja performance registrada durante la anterior temporada estival. En el rubro alojamientos, un departamento de dos ambientes en la zona céntrica rondará los 1.700 pesos en la primera quincena de enero mientras que aumentará unos 400 pesos durante la segunda quincena. No obstante, los valores disminuyen sensiblemente en diciembre y febrero.
Las carpas también sufrirán ajustes que van del 10 al 15 por ciento respecto a comienzos de 2009. Si bien los valores varían según la zona del balneario y los servicios que éstos brindan, por temporada los precios parten de los 3.200 pesos y las sombrillas, desde 2.400 pesos.
En tanto, la variada gastronomía marplatense ofrece opciones para todos los bolsillos. Una de las confiterías más tradicionales, especializada en la elaboración de churros, ofrece un menú de milanesa completa con papas fritas para compartir a $26 pesos, sandwichs desde $7 y la docena de churros a $12.

Villa Gesell

En la localidad balnearia de Villa Gesell también hay una oferta variada de alojamientos. Una noche en una habitación, a base doble y con desayuno, en una hostería de una estrella tendrá un valor de entre 100 y 180 pesos; en un hospedaje los valores oscilan entre 100 y 120 pesos; en un apart hotel, los precios van de 500 pesos a 770 pesos por noche; las cabañas, $750 por noche.
Una opción económica son los campigns, que cobran de 25 a 30 pesos por persona. Quien elija alquilar un departamento de dos ambientes, tendrá que abonar entre $1100 y $5500 por quincena; un departamento de tres ambientes, costará entre $2000 y $9000 por quincena. El alquiler de carpas durante el mes de enero costará $2500 y en febrero, $2000. En cuanto a las opciones de esparcimiento, alquilar una bicicleta por hora costará $7 y la excursión al faro Querandí, $80. Para comer habrá platos económicos: pizza, $20; pastas, $20; parrillada, $25; gaseosa, $5; y pescados y mariscos, $70.

Partido de la Costa

En el Partido de la Costa, que agrupa a los balnearios ubicados desde San Clemente del Tuyú hasta Mar de Ajó, existen opciones de alojamiento para todos los bolsillos.
Los campings cobran desde $12 por persona y la parcela desde $12 por día. En cuanto a los precios de hotelería, las habitaciones a base doble en una estrella, $63 por día; hospedaje, $46. Pero las tarifas disminuyen en diciembre y marzo, además cada establecimiento tiene promociones.
Durante la primera quincena de enero el alquiler de un departamento de un ambiente oscilará entre $880 y $1650; un dos ambientes, entre $1760 y $2700; un tres ambientes, entre $2750 y $3850. Para la segunda quincena de enero se prevén los siguientes precios: un ambiente, entre $1650 y $2750; dos ambientes, entre $1870 y $3300; 3 ambientes, entre $3850 y $6600.
Por otra parte, durante enero los servicios de los balnearios se regirán bajo el siguiente tarifario: carpas, entre $1380 y $2650 por mes (en febrero y marzo los valores se reducen un 30 y un 50 por ciento, respectivamente), y entre $80 y $140 por día, dependiendo de la localidad elegida y de la prestación del servicio.
La gastronomía ofrece distintas posibilidades, desde los clásicos tenedores libres que cobran $22 por persona, a las confiterías, donde un café cuesta $5 y la gaseosa, $5. Entre las opciones de entretenimiento se destacan Mundo Marino, con tarifas de $66 para mayores y $44, menores; y los video juegos, $1 la ficha.

Miramar

Un destino elegido por muchas familias es Miramar, unos 50 kilómetros al sur de Mar del Plata. En la denominada “Ciudad de los Niños” alquilar un departamento de dos ambientes, frente al mar, tiene un costo mensual de entre 4 mil y 5 mil pesos.
Los valores descienden en los inmuebles alejados de los balnearios: un chalet en la zona céntrica cuesta $7.000 en enero y $4.500, en febrero. Durante enero el alquiler de sombra oscilará entre los 2.600 y los 3.600 pesos, y cada sombrilla, 800 pesos.

Fuente Diario Popular

Anuncios

Cuál será el costo de veranear en 2010


Cuál será el costo de veranear en 2010

A menos de un mes de que comience el verano, ya se agita el calor sobre ciudad y aparecen las ganas de descansar de la rutina y del estrés acumulado durante el año. Sin embargo, la felicidad que brinda el pensar en el mar y la playa viene acompañada del problema del bolsillo y de la búsqueda de alternativas que amortigüen el gasto que demandarán las vacaciones.

 
A menos de un mes de que comience el verano, ya se agita el calor sobre ciudad y aparecen las ganas de descansar de la rutina y del estr�s acumulado durante el a�o. Sin embargo, la felicidad que brinda el pensar en el mar y la playa viene acompa�ada del problema del bolsillo y de la b�squeda de alternativas que amortig�en el gasto que demandar�n las vacaciones.
 

Por Mariano Toledo (*)
Especial para Hoy
Cuando la triste ilusión de la convertibilidad se derrumbó, la gran mayoría de los argentinos comenzamos a mirar hacia adentro. El turismo nacional comenzó a crecer a pasos agigantados convirtiendo a la Costa Atlántica en el principal destino de las vacaciones de los argentinos. Hoy en día, las opciones no parecen ampliarse demasiado, pero el notable incremento de precios que tuvieron los destinos locales desde la post devaluación a la fecha nos incentivan a mirar hacia afuera para comparar los destinos nacionales con los de algunos países limítrofes.

Para el 2010, la Costa Atlántica y Brasil serán los primeros destinos analizados por aquellos que tengan decidido descansar fuera de su ciudad. Más allá de las preferencias particulares, hay elementos subyacentes a todos que vale la pena analizar antes de partir.

En la Costa Atlántica se prevén para el 2010 incrementos de precio que seguirán a la inflación real del año. Los pasajes en colectivo aumentarían entre un 15% y un 20%, costando cerca de $170 ida y vuelta a Mar Del Plata. Por otra parte, si elegimos ir en auto, nos saldría alrededor de un 12% más caro debido al aumento en el precio del combustible.

En relación a los alquileres, si bien muchas inmobiliarias han prometido no elevar sus tarifas, el hospedaje aumentará alrededor de un 15%. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la calidad y el confort del inmueble a alquilar mayor será el impacto del aumento. De esta manera, las familias de mejor pasar económico deberán afrontar un aumento de precios mayor. Para ejemplificar, el alquiler de una cabaña de 2 ambientes en un apart hotel de Cariló costará alrededor de $ 6.600 por semana en la primera quincena de enero y pasará a $ 7.000 por semana en la segunda quincena. El año pasado, el mismo alquiler costaba un 20% menos: $ 5.500 semanales durante la primera quincena y $ 6.000 semanales en la segunda quincena.

El costo de vida, en promedio, será un 10% mayor al año pasado. Comer afuera costará unos $ 30 por persona mientras que las sombrillas y las carpas se alquilarán en unos $ 2.400 y $ 3.200 por mes respectivamente. Juntando todas estas variables, podemos decir que veranear en la costa tendrá aumento de precios moderado, que rondará el 15% respecto a la temporada pasada.

El notable crecimiento de Brasil y la fortaleza de su moneda achican cada vez más la puerta de entrada a los argentinos fanáticos de sus playas y su clima. Gracias a la apreciación del real, veranear allí será alrededor de un 25% más caro que el año pasado. La cuenta surge de un cálculo sencillo pero esencial, en esa proporción creció aproximadamente la moneda brasileña este año respecto del dólar.
La diferencia entre lo que se puede gastar en Florianópolis y en Mar del Plata está en el real y en lo que cuesta llegar a Brasil y alojarse.

El pasaje de avión genera una diferencia insalvable: volar hasta Florianópolis puede significar el desembolso de entre 1.100 pesos y 1.800, dependiendo de la aerolínea. La nafta también desalienta a quienes tengan pensado viajar en auto. Con un costo de 5,46 pesos argentinos por litro, se ubica un 60% por encima del precio local.

Los hoteles y los departamentos tienen también un costo mayor. Con las mismas características, un dos ambientes en Playa de los Ingleses frente al mar, para cuatro o cinco personas, sale 6.000 pesos la primera quincena de enero. En cambio, en Mar del Plata, en el centro de la ciudad o en La Perla, es posible conseguir algo por mucho menos: $ 2.200.

(*) Licenciado en Administración Docente de la UNLP

El edificio Demetrio Eliades “Havanna” cumple 40 años con la ciudad


 [23/11/09] La construcción comenzó en agosto de 1966. Según data un artículo de la época, en la excavación se extrajeron, en total, 11.500 metros cúblicos de tierra. Una imagen de la envergadura de la estructura de la fundación la dan las siguientes cifras: superficies de la platea, 1.056 mestros cuadrados; espesor de la losa-platea, un metro, doble armada; las vigas de la platea tienen 0,90 por 2,10 metros de sección; se utilizaron en total 63 toneladas de acero de alta resistencia. 40 años de historia El edificio se entregó el 4 de diciembre de 1969, un poco más de tres años demoró en realizarse semejante estructura que hoy se erige como la más alta de la ciudad. Tiene en total cuarenta pisos que hacen 125 metros de altura finales. A lo largo de éstos 40 años, el Edificio Demetrio Elíades, más conocido como Havanna, se convirtió en una postal recurrente de todas las fotografías que millones de marplatenses y turistas han sabido captar con sus cámaras fotográficas. Festejos En el marco de las actividades planteadas por el 40° aniversario del Edificio Demetrio Elíades, la Administración de dicho edificio y el Consejo de Administradores ha puesto en marcha una serie de fechas que se sucederán hasta llegar al viernes 4 de diciembre próximo con un gran festejo a realizarse en el hall del lugar. Esa noche de diciembre, autoridades nacionales, provinciales y municipales, serán las encargadas de brindar un marco protocolar al encuentro de consorcistas y figuras destacadas de la ciudad que festejerán entre todos en una amena velada los 40 años del Demetrio Elíades. Historia Las décadas de 1950 y 1960 fueron testigos de un crecimiento inédito en la historia de la construcción no solamente de Mar del Plata sino también en la República Argentina de los edificios de propiedad horizontal. No cabe duda que estos edificios en torre fueron portadores y aún lo son de ideas e imágenes asociadas a la modernidad y al progreso. Para que esto sucediera confluyeron tres importantes factores: la acumulación de población en algunas ciudades, el uso de nuevos materiales y la aparición de la figura legal de la propiedad horizontal. En este contexto la ciudad de Mar del Plata compitió palmo a palmo con la ciudad de Buenos Aires en el desarrollo de edificios de altura, siendo por décadas la ciudad que contó con los edificios de mayor altura fuera de la capital del país y la que tuvo los mayores índices de construcción de todo el país. El principal referente de ese momento histórico es el Edificio Demetrio Elíades. Ubicado en las calles Olavarria y Boulevard Marítimo su construcción se inició en el año 1966 y finalizó en el año 1969. Cuenta con cuarenta pisos y una altura de ciento veinticinco metros, siendo actualmente el edificio más alto de la ciudad. De acuerdo a los parámetros de la época se buscaba asemejar el adelanto de las más importantes ciudades de los Estados Unidos pero sumando a esto “el espectáculo inmejorable de las playas y el mar en consubstanciación de naturaleza, de vida y de esplendor”. Las autoridades municipales avalaron éste impulso de la propiedad horizontal como una forma de publicitar el progreso de la ciudad en el mundo mediante fotografías, postales, estampillas y los medios disponibles en la época, a fin de fijar definitivamente el eslogan de Mar del Plata “Ciudad Feliz”. El proyecto de construcción correspondió a la empresa Delco que era propiedad de Demetrio Elíades. Éste importante empresario de la época había nacido en la isla de Creta y llevaba sobre sus espaldas la fama de una vida de fábula y una enorme capacidad de trabajo, ya que como recuerda el escritor marplatense Enrique David Borthiry…”Ha vendido medias y tabaco en las calle Lavalle de Buenos Aires y se le atribuye relación con Aristóteles Onassis…” Con esta fama se instaló en 1952 en un local de ventas de dulces en Buenos Aires y Rivadavia y muy pronto se convirtió en el principal referente de la industria del alfajor en sociedad con Benjamín Cisterna y Luis Sbaraglini desarrollando una empresa que creó una imagen fuertemente asociada a la ciudad como Alfajores “Havanna”. Esta empresa aprovechó el crecimiento constante del turismo en la ciudad que duplicó la cantidad de visitantes en menos de una década. La del ´60 fue el apogeo de ésta forma de turismo que satisfizo plenamente las pretensiones del comercio y la industria de la ciudad gracias al buen nivel adquisitivo de los veraneantes y las largas estadías favorecidas por el boom de la propiedad horizontal que permitió a muchos argentinos disponer de una propiedad de veraneo de por vida. Gracias al fuerte impulso del éxito de Havanna, Elíades creó la empresa constructora Delco y se constituyó como uno de los “zares” del apogeo de la construcción horizontal en la ciudad. El principal arquitecto de la empresa de Elíades fue Juan Antonio Dompé que desde 1957 proyectó y construyó el conjunto de edificios que conforman el frente costero entre Avenida Luro y San Marín, que repiten la morfología de fachada del Conjunto Casino y Hotel Provincial y luego distintos edificios de la ciudad. Entre ellos, edificios de altura como el Palacio Jardín (San Martín y Santa Fé), el Palacio Edén (Bolívar y Buenos Aires) y el Edifico Cosmos (Sarmiento y Av. Colón) todos de la ciudad de Mar del Plata. La publicidad de la empresa reflejaba el espíritu de la época: “Se trata de alcanzar el cielo. Alcanzarlo mediante la fuerza que da el trabajo y las posibilidades que ofrece a toda empresa una ciudad de las características de Mar del Plata”. Con éste espíritu se inició en 1966 la construcción del Edificio Demetrio Elíades en la esquina sudoeste del Boulevard Marítimo y José de Olavarría y se perfiló así frente al mar muy cercano al complejo Casino – Hotel Provincial, lo que lo ubicó en el área central de la imagen de la costa marplatense. Tanto por su ubicación, su altura, su volumetría y su resolución de fachada, se ha destacado desde su construcción en el tejido de la ciudad y ha conformado una parte por demás importante del perfil del tejido urbano de Mar del Plata, constituyendo así de una de las imágentes más conocidas de nuestra ciudad repetida en infinidad de veces. Fuente: http://www.enelcielodelaciudad.com.ar

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: