Cuánto costará comer en Mardel


Cuánto costará comer en Mardel

Según explicaron los empresarios del sector gastronómico, una cena sin demasiadas pretenciones costará entre $ 35 y $ 40 por persona. Hablan de un 10% de aumento de los precios en general. Aquellos que ya han comenzado a organizar sus vacaciones saben que un pasaje en ómnibus a Mar del Plata saldrá alrededor de $ 100 y que, en consecuencia, una familia tipo -papá, mamá y los dos chiquitos- tendrá que desembolsar $ 800, ida y vuelta. También saben que para acceder a un monoambiente se verán obligados a pagar desde $ 900 a $ 1.800, la quincena. Pero la pregunta del millón es la siguiente: ¿cuánto tendrán que gastar durante la cena? Y aquí va la respuesta: entre $ 35 y $ 40 per cápita, por lo que los cuatro tendrán que desembolsar algo así como $ 160. Así lo aseguró a Hoy el vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos de la ciudad Feliz, Jesús Ozorno. Esos $ 40 incluyen entrada, plato principal, postre y alguna bebida económica, aunque está claro que los precios varían según la categoría de cada restaurante. “Es un menú para una típica familia de clase media”, explicó el empresario. En general se habla de un aumento de precios de un 10% respecto de la última temporada estival, suba que, según los comerciantes, se notará en cada uno de los rubros, entre ellos los de esparcimientos, hospedajes y excursiones. Otra suba también perjudicará el bolsillo de los que encaren sus vacaciones en auto. Según está previsto, los peajes aumentarán hasta un 20%, y todo parece indicar que sería antes del próximo verano. Así que habrá que tener en cuenta todo un presupuesto que incluye: la puesta a punto del coche (ver pág.17), el desembolso en combustible y el inevitable pago de peajes si la opción es viajar por una ruta segura y confiable. No sólo será una cuestión de plata, los turistas tendrán que tener algo de suerte y no toparse con ningún corte o reclamo en las rutas que pueda retrasar la marcha. Consultado sobre la oferta gastronómica para esta temporada, el presidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros y Gastronómicos, Daniel Suffradini, afirmó que “una comida en un restaurante intermedio para una familia tipo (de cuatro integrantes) cuesta alrededor de $ 40, incluyendo gaseosas o algún vino de la casa”. Agregó que “los precios de la gastronomía no tendrán un incremento abrupto, ya que no existen los precios de temporada alta o temporada baja como en los hoteles; las subas se van dando a lo largo del año y dependen fundamentalmente de la inflación generalizada, no de la temporada”. Hospedajes El hospedaje resulta uno de los temas clave a la hora de salir de viaje. Si las ganas y los recursos lo permiten, hay que saber que en Mar del Plata el alquiler de un departamento de dos ambientes va desde $ 1.120 a $ 2.000 la quincena. Si el dinero alcanza para un poco más de comodidad, un departamento de tres ambientes cuesta desde $ 1.600 hasta $ 3.600 por quincena, dependiendo siempre de las instalaciones que tenga y la zona en la que esté ubicado. Consulado por Hoy, el presidente del Colegio de Martilleros de Mar del Plata, Miguel Angel Donsini, aseguró que “hay un 30 por ciento más de consultas y un 10 por ciento más de concreción de reservas” que en noviembre de 2008. “Será una buena temporada, no infartante, pero mejor que el año pasado”, calculó. Otra cuestión relativa a la posibilidad de disfrutar de una estadía junto al mar es el alquiler de una carpa. Para quienes gusten de este habitáculo playero hay que saber que las mismas sufrieron un aumento del 13% aproximadamente, comparado con el año anterior. Si bien su valor varía según la zona del balneario y los servicios que éstos brindan, la carpa costará por temporada desde $ 3.200 y las sombrillas desde $ 2.400. Según los pronósticos para este año, se auspicia una buena temporada para la costa. Consultado al respecto, Ozorno recalcó que “hay muchas consultas este año. Veo una buena perspectiva, ya que Brasil es una opción muy cara y Córdoba, lamentablemente, fue golpeada por la sequía”. Por su parte, Donsini concluyó que “las reservas a último momento se deben no sólo a lo económico, sino también al ritmo de vida que hacemos, a la gran cantidad de trabajo que tiene la gente y al sistema de vida en general”. Muchos platenses querrán disfrutar este verano de unas ansiadas vacaciones, veremos si la plata y el ritmo frenético cotidiano lo permiten. Diario Hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: